PRESIÓN DE AIRE

Mantener la presión de aire correcta en tus neumáticos es tan importante como hacer una puesta a punto del motor. Los beneficios económicos son quizás aún mayores. Con la presión de aire adecuada, tus neumáticos duran más, ahorran combustible, mejoran el manejo y previenen accidentes. Si se consideran los inconvenientes de no mantener la presión de aire correcta en los neumáticos, como el bajo rendimiento de combustible, la pérdida de vida útil de los mismos, el mal manejo (incluso la posible pérdida de control) y la sobrecarga potencial del vehículo, la necesidad de agregar aire a los neumáticos de forma rutinaria se hará más evidente.

Los precios de la gasolina son algo que no podemos controlar. Pero podemos controlar la eficiencia con la que nuestro vehículo usa combustible. Está conduciendo en una de las mejores maneras de hacerlo: manteniendo sus neumáticos con la cantidad de aire adecuada. Mantener los neumáticos con la cantidad de aire adecuada puede resultar en hasta un 10 % más de eficiencia de combustible.

Controles de presión de aire de rutina

Quizás debido a que nuestros neumáticos hacen tanto sin parecer necesitar atención, tendemos a pasar por alto esta importante tarea. Pero los neumáticos pierden presión, de forma lenta pero segura, todos los días, a través del proceso de permeación. Generalmente, un neumático perderá una o dos libras de aire por mes en climas fríos y aún más en climas más cálidos. Además, los neumáticos están sujetos a flexiones e impactos que pueden disminuir la presión del aire.

Por lo tanto, piense en términos de inflar sus neumáticos como lo hace con su tanque de gasolina. En realidad, ese es un buen recordatorio: cada dos veces que llene su tanque, revise y ajuste el aire de sus neumáticos. Ese es el intervalo recomendado. Otro momento para verificar la presión de aire es cuando se rotan las llantas. Muchos vehículos tienen diferentes presiones de neumáticos en el eje delantero y trasero, así que recuerde hacer este ajuste.

Información de la presión de aire

La presión de aire correcta se puede encontrar en el manual del propietario o en la placa del neumático. La placa le indica la carga máxima del vehículo, la presión de los neumáticos en frío y el tamaño de los neumáticos recomendado por el fabricante del vehículo.

Otro recurso valioso son las tablas de carga/inflado de neumáticos. Este documento no sólo le indicará la presión correcta de los neumáticos para los tamaños estándar, sino que también le brindará información sobre los tamaños adicionales opcionales.

Otros factores en la presión de aire

Además de los controles de presión de aire de rutina, otras circunstancias requieren una visita a la bomba de aire. Los cambios estacionales o los cambios de altitud generan un aumento o disminución de la presión del aire (por cada cambio de 10 grados en la temperatura, la presión de los neumáticos cambia 1 PSI). Pero quizás el factor que más se pasa por alto es la carga de camiones. Dado que los vehículos se pueden configurar y cargar de muchas maneras, la presión de inflado adecuada debe determinarse según las cargas reales de los neumáticos. Esto se determina mejor pesando el vehículo, ya que la carga del vehículo puede cambiar de un viaje a otro.

Impacto ambiental

¿Cómo puede afectar el mantenimiento rutinario de la presión del aire a nuestro medio ambiente? Considere que menos neumáticos por año terminarían en los vertederos y montones de chatarra que hacen daño al ambiente. ¿De cuántos neumáticos estamos hablando? Estimamos que la mayoría de los conductores pierden entre un 10 % y un 50 % de la vida útil de la banda de rodadura de los neumáticos debido a un inflado insuficiente. Es una estadística significativa. Ahora considere el combustible adicional que quemamos para empujar los vehículos con neumáticos blandos y poco inflados. Si bien las estadísticas varían ampliamente y no son concluyentes, las implicaciones son asombrosas.

Mantener la presión de los neumáticos es un elemento pequeño en nuestras ocupadas rutinas diarias, pero se suma a grandes consecuencias ambientales. Todos debemos preocuparnos y tomar acción para hacer lo correcto.

Nitrógeno en Neumáticos de Camiones

Se habla mucho de poner nitrógeno en los neumáticos de los camiones. ¿Es algo bueno o algo malo?

El nitrógeno es un gas inerte con moléculas grandes y, en teoría, debería tener menos ósmosis a través de la cubierta del neumático en comparación con el aire. Las pruebas de STTC no muestran ninguna ventaja significativa de usar nitrógeno sobre aire en nuestros neumáticos comerciales radiales para camiones. Esto se debe a que la construcción de nuestra carcasa cuenta con revestimientos internos de clorobutilo que hacen un gran trabajo al atrapar el aire. En un neumático de marca menor con revestimientos internos menos avanzados, el nitrógeno puede ayudar a que los neumáticos mantengan sus niveles de inflación.